El micelio no es venenoso, pero definitivamente recomendamos no comer el sustrato.